¿Qué es Azure?

Azure es una nube pública de pago por uso que te permite compilar, implementar y administrar rápidamente aplicaciones en una red global de Datacenters (centros de datos) de Microsoft.

La informática en la nube presenta una gran oportunidad para las pymes. En concreto, con los servidores de Azure, podrás disponer de las infraestructuras que necesites de manera flexible: servidores físicos, redes, máquinas virtuales, plataformas de desarrollo, almacenamiento

Pero atención, “nube pública” no quiere decir que cualquiera pueda acceder a la información de tu negocio, sino que cualquiera con conexión a Internet puede hacer uso de esta nube y que sólo en caso de disponer de las credenciales oportunas, podrá acceder a tu portal de Azure, donde se generan y administran todos los servicios.

¿Cómo funciona?

En el portal Microsoft Azure existen diferentes servicios de infraestructura y de plataforma para que puedas «montar» los servicios que necesites de manera sencilla, con unos cuántos clics. En tu portal dispones de un botón [New +] y a partir de ahí, sólo tienes que elegir la región de los Datacenter donde estará tu servicio y, a continuación, el tipo de servicio con sus características. Por ejemplo, en el caso de querer crear una máquina virtual podrías seleccionar el tipo de máquina como Windows Server 2016 Datacenter, a continuación, rellenar todos sus características (espacio de disco, RAM…). En este proceso de creación, se define un nombre de usuario y contraseña específica para poder iniciar sesión en esta máquina virtual.

Entre los servicios, dispones de infraestructuras (IaaS: almacenamiento, redes, máquinas virtuales…) y plataformas (PaaS: bases de datos de alta disponibilidad SQL, CMS para desarrollo de web, backend para aplicaciones móviles…). Son compatibles con todo tipo de tecnología: bases de datos Oracle, Linux, php, iOs, My SQL, Android, php…

Grandes ventajas: Flexibilidad y pago por uso.

Con Azure ya no es necesaria la inversión en máquinas físicas y el mantenimiento que conllevan. De esta manera, se simplifica el despliegue ya que no hay que comprometerse con largos periodos de amortización, se agiliza el proceso de configuración y nos permite adaptar nuestros sistemas a nuestras necesidades en pocos minutos, con total flexibilidad. Además, dispone de herramientas para poder monitorizar el rendimiento y así predecir si es necesario escalar o no nuestras máquinas, y en consecuencia, pagar por lo que realmente necesitas. Distinguimos tres situaciones en las que recomendamos utilizar los servicios de Azure:

  1. En el despliegue de una solución en la que el incremento de uso va a ser exponencial (o desconocido) y no podemos definir con garantías el pico de demanda máximo.
  2. Cuando sabes que la demanda del servicio va a fluctuar en el tiempo.
  3. En entornos de desarrollo o pruebas que posteriormente podrían seguirse utilizando o no, o que pueden “apagarse” puntualmente y después volverse a activar.

¿Necesitas ayuda? En RS Computación somos Partner de Microsoft y podemos asesorarte y ayudarte a configurarlo. Si quieres probar Azure y disfrutar de sus servicios evitando las elevadas inversiones iniciales… ¡no lo pienses! Ponte en contacto con nosotros https://bit.ly/32m5EDR

la geografía de Azure que se ajuste a sus necesidades

https://azure.microsoft.com/es-es/global-infrastructure/geographies/#overview